viernes, 1 de marzo de 2013

Tarta de queso con Baileys

Tarta de queso con Baileys



Esta tarta de queso se hace al baño María, sale muy suave con un ligero toque de licor Baileys  y vainilla.

Ingredientes para la base:
  • unos 150-200 gr. de galletas digestive o parecidas
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de chocolate negro

Ingredientes para la crema de queso:
  • 500 gr. de queso fresco batido
  • 500 gr. de requesón
  • 3/4 de vaso de azúcar
  • 4 huevos
  • 1/2 vaso de licor Baileys o uno parecido
  • 2 sobres de azúcar de vainilla (cada uno 8 gr.)
  • 1 sobre de natillas
  • 50ml. de nata líquida (min. 30 % de M.G.)

Para decorar:
  • chocolate negro rallado


Elaboración:

1) Vamos a necesitar un molde redondo desmontable (puede ser de 22, 24 o 26 cm). El diámetro no es tan importante ya que solamente afectará al grosor de la tarta. Sí es importante proteger bien el molde con el papel de plata tanto por dentro como por fuera, ya que vamos a hornear la tarta al baño María así que tenemos que evitar posibles escapes :).

2) Ahora tenemos que preparar la base para la tarta. Para ello fundimos la mantequilla con el chocolate en un cazo. A continuación rompemos las galletas con una batidora y les añadimos la mezcla de chocolate con mantequilla. Tiene que tener aspecto de arena mojada. Cubrimos  el fondo del molde con la mezcla y metemos nuestra base al frigorífico. Mientras se enfría vamos a preparar la crema de queso.

3) Mezclamos los quesos con el azúcar (el de vainilla también) con una batidora o con un mixer (el requesón suele dejar grumos pero con la batidora se queda muy suave). A continuación añadimos los huevos uno por uno mezclando pero sin batir. Eso evitará meter aire a la masa lo que provoca que la tarta se pueda romper al crecer en el horno y que después de sacarla baje bastante. Añadimos el licor y mezclamos a continuación.

4) Echamos la crema de queso al molde que hemos preparado previamente. Ahora vamos a hornearlo al baño María. Para ello tenemos que meter nuestro molde dentro de otro mas grande el cual vamos a llenar de agua caliente mas o menos hasta la mitad de su altura (yo he utilizado uno de cristal apto para hornear). Horneamos aprox. 1 hora (puede que un poco mas) a 170ºC.

5) Pasado el tiempo dejamos que la tarta se enfríe dentro del horno sin abrir la puerta unos 20 min. Después la abrimos un poco y cuando la tarta esté ya fría la metemos en el frigorífico durante toda la noche.

Al día siguiente le echaremos por encima chocolate negro en virutas y ya estará lista para servir. ¡Espero que os guste!
Esta tarta se conserva en el frigorífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada