miércoles, 26 de diciembre de 2012

Empanadillas (pierogi) de setas y chucrut


Pierogi na ciescie drozdzowym, empanadillas de setas y chucrut

Este plato no puede faltar en la cena de Nochebuena en Polonia. Se trata de los pierogi, una especie de empanadillas rellenas de chucrut y setas. Los pierogi normalmente se hacen cocidos como los ravioli pero esta es una variante que se hacen fritas de forma parecida a los buñuelos.

Ingredientes:

Para el relleno:
  • 650 gr. de chucrut
  • 1/2 kilo de champiñones
  • 150-200 gr. de setas variadas (secas o frescas) (opcional, si no disponemos de setas usamos solo champiñones)
  • 1 cebolla mediana
  • pimienta
  • sal al gusto
Para la masa:
  • 500-600 gr. de harina
  • 2 yemas
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de leche
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar 

  • 1 litro de aceite de oliva para freír

Elaboración:

Relleno

1) Escurrimos bien el chucrut para quitarle el jugo que suele llevar. Lo cocemos en la olla express con un poco de agua unos 10-15 minutos dependiendo de la olla. Si disponemos de setas secas también las cocemos junto con el chucrut.

2) Lavamos bien los champiñones y los rallamos. Cortamos en trocitos la cebolla y lo freimos todo junto a fuego lento con un poco de aceite unos 20-30 minutos hasta que esté hecho y se haya vaporado todo el caldo.  Añadimos sal y pimienta al gusto. Si disponemos de setas frescas podemos freírlas junto con los champiñones.

3) Cuando se enfríe el chucrut, tenemos que escurrirlo hasta que se quede totalmente sin agua.

4) Cortamos el chucrut (y las setas si las hemos echado anteriormente) usando un cuchillo o la batidora pero teniendo cuidado de no pasarse y hacerlo papilla, sólo tiene que estar cortado en trocitos.

5) Juntamos el chucrut con los champiñones que hemos freido anteriormente. Probad el relleno si está bien de sal y pimienta. Tener en cuenta que el chucrut va ya salado. Ya tenemos nuestro relleno pues podemos ponernos a preparar la masa.

Masa:

1) Echamos un vaso de leche templada al recipiente donde vamos a amasar y le añadimos la levadura fresca (la rompemos en trocitos) con una pizca de azúcar y otra de harina. Lo tapamos con film transparente y dejamos en un sitio tranquilo lejos de corrientes y del frío unos 20-30 min.

2)  Añadimos harina (unos 500 gr.), las yemas, 2 cucharadas de aceite virgen, una pizca de sal y vamos amasando. Puede que tengamos que añadir más harina (lo mejor es hacerlo poco a poco hasta conseguir que la masa deje de pegarse  a las manos) ya que tiene que tener una textura elástica. Ahora tenemos que tapar la masa con film transparente y dejar que crezca un poco en un sitio templado (aprox. 1 hora).

3) El siguiente paso es aplanar la masa con un rodillo hasta el punto que este bastante fina de grosor (unos 2-3 mm). Es aconsejable dividir la masa en 2 o 3 partes pues nos facilitará el trabajo. Con ayuda de un vaso sacamos círculos y los apartamos en un espacio previamente cubierto con un poco de harina para evitar que se peguen. También podemos ponerlos encima de un paño de cocina limpio. Los trozos de masa restantes los juntamos y así repetimos la operación hasta acabar con la masa. 

4) A continuación a cada círculo le ponemos en el centro un poco de relleno y lo doblamos de forma que quede como una empanadilla. Asegurarse de apretar bien los bordes para que a la hora de freírlas no se salga el relleno. Si la masa se nos pega a las manos  o al rodillo echamos siempre un poco de harina por encima.

5) Cuando hemos hecho todas la empanadillas vamos a freírlas hasta que se pongan doradas por dos lados. Podemos utilizar una sartén o también una freidora.

Espero que os animéis  ya que el trabajo merece la pena!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada